martes, 14 de junio de 2011

Torrente de misericordia con la cruz de los jóvenes

 La cruz de los jóvenes y el Icono de la Virgen María, dejar nuestra Diócesis de Córdoba el pasado domingo, camino de la Diócesis de Barbastro-Monzón. Ha estado junto a nosotros seis días recorriendo la Diócesis de Córdoba, desde Almedinilla hasta Córdoba, pasando por las Vegas del Guadalquivir, la Campiña,  y La sierra. Han sido miles de kilómetros los recorridos en Córdoba, pero sobre todo, miles de manos y  oraciones de hombres y mujeres, de todos los rincones de la provincia, ha sido un recorrido, silencioso pero intenso, en oración y en misericordia de Dios.

Nuestro querido Obispo Demetrio Fernandez, ha estado todos estos días caminando con la cruz, y allá donde se ha detenido, ha tenido palabras de aliento y de ánimo espiritual para todos los jóvenes y no tan jóvenes que querían retener la imagén de la cruz junto a los cordobeses.

Ha visitado a los enfermos, a los presos, a los excluidos de la sociedad, al seminario mayor y menor , a congregaciones religiosas de vida activa y contemplativa, ha sido llevada por colegios, por niños, por cofrades de las Hermandades Y cofradías, ha sido tocada y adorada por todos aquellos que han querido acercarse a la cruz y el icono.

Seguro que la cruz, traerá miles de gracias espirituales a nuestra Diócesis Cordobesa, y la cruz que el Beato Juan Pablo II regaló a los jóvenes en el año 1984 después del Año Santo de la Redención, habrá ido derramando su gracia entre todos nosotros. Como decía nuestro Obispo en la despedida "Jóvenes os espero en Madrid 2011" a la que nos emplaza la cruz, allí nos encontraremos con ella y con toda la Iglesia universal con el Papa Benedicto XVI.

Del paso de la cruz me quedo con una frase que pronunció nuestro Obispo en la homilía de la vigilia de Pentecostés "A CRISTO SI, PERO EN LA IGLESIA".

Gracias a todos los que han hecho posible estos días:

A Nuestro Obispo Demetrio, Al vicario General  Francisco Jesús Orozco y los Vicarios Territoriales.
A la Delegación de Juventud con los sacerdotes Pablo Garzón y Antonio Navarro, y a los voluntarios.
A la Delegación de Medios de Comunicación, capitaneada por D José Juan Jimenez, por el trabajo desarrollado.
A todas las fuerzas de seguridad de los distintos municipios que han colaborado.
Y a todos aquellos que han abierto su corazón a la cruz.
Miguel Ángel de la Torre Vallejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada